Historia

La parroquia Cononaco está organizada por su cabecera parroquial que es Kawymeno y seis comunidades (Boameno, Dikaro, Gabaro, Peneno y Yarentaro).

Los asentamientos permanentes de estas comunidades son de hábitat ribereño, en los que se ha cambiado las formas de explotación de los recursos y las movilizaciones. Ahora se pesca, se caza animales más grandes con armas de fuego como escopeta o carabina, y se cultiva en la orilla de los ríos.

A partir de 1968 el ILV se inicia con los primeros asentamientos de población huaorani, estimulando asentamientos nucleados y la evangelización de los grupos o comunidades antes dispersas, este nucleamiento tenía la intencionalidad de juntar a la mayor parte de huaorani con fines de pacificación (este grupo estaba considerado como uno de los grupos más violentos del mundo debido a su guerra intretribal, con un alta tasa de mortalidad del 41,7% debido a correrías de lanceamiento y en 12,2 % a infanticidios) y evangelización.

Para la década de los sesenta los huaorani realizaron las primeras solicitudes de territorio a través del ILV, es así como el Estado otorga en 1969 un territorio de 16 mil hectáreas bajo la denominación de reserva en la zona de protectorado huaorani. Y en 1983 los huaorani lograron contar con un territorio un tanto más extenso reconocido por el Estado. En ese año se adjudicó un área de 66.570 hectáreas con el nombre de protectorado Huaorani, sin embargo era muy lejos que este reconocimiento se acerque al área original de los huaorani que era e dos millones de hectáreas de bosque en la que la etnia se desarrolló ancestral e históricamente. En el año 1990 se otorga el título legal a los huaorani sobre 612650 hectáreas de tierras adicionales. En total el territorio de esta nacionalidad corresponde a 678220 hectáreas.

A partir del 1991, en la que la empresa Maxus adquiere derechos sobre el bloque 16 y con la base de asegurar el éxito de sus operaciones en territoeio indígena huaorani, Maxus diseño un Plan de Desarrollo Socio Económico y Cultural-Comunitario Huaorani basado en al visión de que los pueblos indígenas debían incorporarse a la modernidad y al desarrollo económico de la sociedad nacional. En este plan una de las líneas directrices era el control estricto de la colonización en territorio huaorani.

Estos modelos de relaciones entre petroleras y huaorani, ha provocado la división interna de los grupos provocadas por las compañías petroleras. En la parroquia Cononaco, no es diferente pues al encontrase compañías petroleras se provoca la movilización huaorani motivada por su presencia dejando una estela de divisiones internas, comunidades abandonadas y nuevos episodios de nucleamiento.

La predominancia de la población indígena en la cabecera parroquial de Cononaco (Kawimeno), ha marcado una forma diferente de morfología de los asentamientos humanos, siendo básicamente dispersa la ubicación de viviendas y equipamientos comunitarios, sin embargo se puede apreciar que la influencia de la cultura colono – mestizo ha definido el trazado del asentamiento poblado concentrado de Kawimeno, al plantear una retícula básica ortogonal en las principales vías de acceso , a pesar que son distantes entre sí, siendo determinante la influencia del eje fluvial Rio Yasuní .

Dentro del área consolidada cantonal, por parte de la autoridad municipal, se ha realizado una intervención técnica que ha facilitado la emisión de línea de fábrica, informe de aprobación de planos e incluso permiso de construcción, regida bajo la “Ordenanza de ornato y línea de fabrica de los inmuebles a construirse y de los construidos dentro de todo el cantón, llámense parroquias urbanas y rurales.” Publicada en el Registro Oficial, suplemento Nº 514 del viernes 28 de enero del 2005, sin embargo en este centro comunitario, por la distancia, su aplicación y seguimiento ha sido difícil.

Las ordenanzas que apoyan la aplicación de normativa urbanística emitidas por la autoridad municipal adicionalmente son: “Ordenanza que establece las zonas urbanas del Cantón Aguarico, Constitutivo de la provincia de Orellana”, y la “Ordenanza que establece los límites jurisdiccionales de las parroquias del cantón Aguarico y define las cabeceras de las mismas”, sancionadas desde el 10 de abril del año 2007.